13/2/09

Lo clásico siempre funciona...

Por cuarta vez (segunda con Eva) pase una noche de ensueño con Oasis.
Uno se hace mayor y ya no pierde el culo por llegar de los primeros al recinto, así que nos tomamos la tarde con tranquilidad, ya que teníamos pensado desde el principio que veríamos el espectáculo desde la grada.
Por supuesto, me puse la camiseta que Eva me regaló en el anterior concierto, y por si acaso, Eva me regaló otra que supongo me pondré en el próximo concierto al que vaya.
La velada empezó con los acordes de Fucking in the Bushes mientras la banda aparecía en el escenario, continuo con Rock´n Roll Star y sin tiempo para asumirlo comenzaron con Lyla. La noche prometía...
Titulo este post de esta forma debido a la reacción del público ante los temas del nuevo disco, que no esta mal, cuidado, pero la gente se desmelena ante los temas de toda la vida.
Supersonic, The Masterplan, Slide Away... he de decir que los Gallagher supieron elegir las canciones que tocar en Madrid, lo que hizo que viese un concierto prácticamente perfecto. Todo acompañado por un enorme videowall en el escenario que no paraba de proyectar imágenes de de la banda.
Y yo seguía esperando el comienzo de piano del himno, de LA CANCIÓN, de Don´t Look Back in Anger... y este no llegaba.
No llegaba por que Noel decidió regalarnos una versión en la que prescindía de eso, del piano, y empezó a cantarla con apenas su guitarra y unos pequeños acordes a golpe de pandereta.



Un concierto inolvidable que continuo con Champagne Supernova (entre otras) y que finalizó de la mejor forma posible: con el I am the Walrus de los Beatles.
Que vuelvan, y que lo hagan ya. Como dicen en el periodico El Pais hoy, son los últimos clásicos.

3 comentarios:

milo dijo...

Envidia de concierto...

Pablo dijo...

¿Ya no cantan Wonderwall en directo?

Skellington dijo...

Deseando que llegue el siguiente estoy... y Pablo, por supuesto que la tocan, pero aun siendo elegida por los britanicos la cancion del siglo, no es una de mis favoritas.

Nacho